Clarence Williams, «The originator of Jazz and Boogie Woogie»

Clarence Williams es una de esas figuras singulares del mundo de la música. Pianista, cantante, compositor, director de banda, empresario, productor musical y teatral… jugó un papel fundamental en el nacimiento y primer desarrollo del jazz.

Pertenece a la primera generación de músicos de jazz. Originario de Plaquemine, un pequeño pueblo a 100 Km de Nueva Orleans, donde nació en torno a 1895. A los doce años ya andaba metido en una compañía de minstrel (Billy Kersands’ Minstrel Show). Poco después ya era conocido como cantante, pianista y maestro de ceremonias en los locales nocturnos del barrio de Bywater y en Storyville (el barrio rojo de la ciudad).

Ya en 1915 fundó una editorial musical junto con Armand J. Piron (Williams & Piron Music Publishers). Por aquella época, Williams presumía de haber sido el primer compositor en usar la palabra “jazz” en una partitura y encabezaba sus tarjetas de visita con el título de «The originator of Jazz and Boogie Woogie«. Esto por supuesto era un poco exagerado, pero sí se puede decir que Clarence Williams está entre los músicos que dieron forma a esa nueva forma de hacer música llamada jazz. Hay que tener en cuenta que el “primer disco de jazz” se publicó en 1917 (“Livery Stable Blues” por la Original Dixieland Jass Band).

Williams-&-Piron

Como tantos intérpretes de Nueva Orleans, al poco del cierre de Storyville, en 1919, se trasladó a Chicago, donde abrió varias tiendas de música. Al año siguiente se casó con la cantante y actriz Eva Taylor, que aparece como vocalista en muchas de sus grabaciones.

En 1923 se traslada a Nueva York, donde comienza a trabajar como pianista acompañante de Bessie Smith. Realizaron numerosas grabaciones para Columbia y se cuenta que, sin ella saberlo, actuó como su manager ante el sello discográfico, quedándose con la mitad de las ganancias.

clarence-williams-eva-taylor

En su faceta de productor musical, desempeñó también un importante papel al asumir la supervisión de todas las grabaciones de música negra (8000 race series) del sello Okeh durante los años 20. Como director de repertorio de este sello y como editor musical pudo influir positivamente en la carrera de muchos de sus compañeros de profesión como Louis Armstrong o Sidney Bechet.

Sus primeras grabaciones se remontan a esos años. Su actividad como bandleader la realiza al frente de diversas formaciones: Clarence Williams’ Jazz Kings, Clarence Williams’ Washboard Five, The Red Onion Jazz Babies, Clarence Williams’ Blue Five. Por sus bandas pasaron músicos tan destacados como Louis Armstrong, Sidney Bechet, Don Redman, Coleman Hawkins, Bennie Moten, King Oliver y acampañó a cantantes como la mencionada Bessie Smith, Ethel Waters o Victoria Spivey.

Clarence-Williams-band

En toda su carrera realizó más de 300 grabaciones. Una de sus particularidades es que se conservan numerosas versiones de algunos de sus temas. Se dice que tras una sesión de grabación, si no se sentía satisfecho con el resultado, no dudaba en atravesarse la ciudad y repertir la grabación en otro estudio.

Como compositor es autor de alguno de los estándares de jazz más versionados: «Sugar Blues», «Royal Garden Blues», «Baby Won’t You Please Come Home» (aunque la atribución de este tema se disputa con Charles Warfield), «Shout, Sister, Shout» (el “grito de guerra” de las Boswell Sisters).

En 1943 vendió sus derechos de autor sobre unas 2.000 canciones publicadas por su compañía al sello Decca por 50.000 dólares. Continuó componiendo hasta que en 1956 perdió la vista a causa de un accidente. Murió en Queens en 1965.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.