Lolita Garrido, la novia del swing

Lolita Garrido es una de las grandes olvidadas de la música española. En su momento fue considerada “la novia del Swing”, lo cual no deja de ser significativo, teniendo en cuenta que su carrera musical comienza precisamente en 1945, año en que se suele fijar el fin de «la era del swing».

Dolores Garrido Guardiola nació en Manises (Valencia) en 1928. En 1945, su familia se trasladó a Madrid, y ese mismo año debutó cantando en el club Bellas Artes.

En 1947 participó en la revista Historia de dos mujeres. A partir de ahí no dejó de actuar en las mejores salas de fiesta de Madrid: primero la sala J’Hay, en la que actuó durante tres años, posteriormente Morocco, Pasapoga y Casablanca. Su popularidad la llevó de gira también por Oriente Medio -Beirut, El Cairo, Estambul y Teherán-, por América -Buenos Aires, Montevideo, Caracas-, así como por Francia e Italia.

Lolita_Garrido01

Sus primeras grabaciones son de 1947, con la casa Columbia: «Yo te pido compasión», «Ayer hizo dos meses», «Duérmete, nene» (versión española del «Shoo Shoo Baby» de las Andrews Sisters, aunque con un significado bien distinto) y el bugui «En Pasapoga«, acompañada por la Orquesta de Luis Rovira, dedicado a la sala de fiestas madrileña. En ese mismo año aparece también otro single de éxito, el que contenía el bolero “La viajera”. En su cara B pasó casi desapercibido el tema premonitorio “La televisión” (“La televisión pronto llegará, yo te cantaré y tú me verás…”), aparecido nueve años antes de la primera emisión televisiva en España y que con el tiempo se ha convertido en todo un clásico.

En 1955 es galardonada con el Gran Premio de la Cadena Ser, gracias a las votaciones de los oyentes y en 1960 participa con éxito en el II Festival de la Canción de Benidorm. Al año siguiente interviene en la película «Festival en Benidorm», protagonizada por Concha Velasco. A principios de los 60, ficha por la discográfica Zafiro, y con ella edita casi todos los temas presentados en el Festival, así como un EP con varios temas de rock que habían sido popularizados por Adriano Celentano.

Como era costumbre en la época, en su repertorio figuran todos los géneros de la época: bolero, rumba, cha-cha-chá, mádison, boogie y, por supuesto, swing, que es lo aquí importa. Entre sus más de 200 grabaciones encontramos numerosas canciones que podrían encuadrarse dentro de lo que, de una manera más o menos ortodoxa, podríamos considerar “estilo swing”. A mí me encantan: “Es un golfo”, “Ué, Ué, Ué”, “Atención, corazón”, “Sí, mi vida, sí” o “Poesía en movimiento” (popularizada por el Dúo Dinámico).

Como decía, fue conocida como “la novia del swing”, cuando paradójicamente desarrolló su carrera principalmente en los años 50, incluso una vez comenzada la “era del rock’n’roll”. Esto me parece significativo: por un lado, nos indica que, para un amplio público, el swing seguía estando de moda; prueba de ello son las numerosas grabaciones de lo que podríamos considerar swing en esta década de los 50 (el magnífico disco de Ella Fitzgerald con Count Basie, sin ir más lejos). Por otro lado, debido a la guerra y al retraso cultural que supuso la dictadura, en España las modas llegaban con algo de retraso y aunque ya se hacía jazz y swing desde los años 30, su escucha por el gran público no tuvo lugar hasta finales de los 40.

Aquí os dejo el enlace de una lista de Spotify, que comparte con otras divas del swing en España, como Rina Celi, Mary Merche o Elsie Bayron:

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.